Historias de perros

Havana

27/11/2020

Hola! Mi nombre es Havana. Hace 4 meses aparecí vagando por el monte y decidí seguir a una chica que paseaba con su perro, con la buena suerte que ella no miró para otro lado y avisó a una protectora local. Tras comprobar que no tenía chip, mi único destino era esperar a que mi dueño se preocupase por mí y viniese a buscarme. Pero nunca apareció.

La vida decidió volver a sonreírme, y puso en mi camino a mi actual familia. Mi humana ha formado parte activa de la protectora anteriormente, por lo que sigue al día los perros que allí se encuentran. Cuando decidieron aumentar la familia, vieron mi foto, y no lo dudaron. Fue un flechazo.

Aun así, fueron hasta la prote a conocer a todos los perros. Pero en el fondo, lo tenían claro, querían conocerme a mi. Bastaron 5 min en mi canil para que se enamorasen. Se sentaron conmigo en mi cama y en mis ojos les mostré que hacía tiempo que no me sentía tan querida.

Mis humanos cubrieron un cuestionario preadopción en la protectora, y el siguiente paso era comprobar que yo fuese apta con gatos (pues en mi futura casa había uno). La protectora se encargó de ello, y los humanos se pasaron todo el día pendientes del móvil para saber si me quería comer a los gato o no. Cuando vieron el video en el cual ignoraba totalmente a varios gatos, se abrazaron y casi lloran. ¡Bienvenida a la familia!

¿Queréis saber que hice mis primeros días en casa? No moverme del sofá! Creo que nunca había visto un sitio tan mullidito y cómodo como ese. He ganado tanta confianza con mis humanos y los quiero tanto, que ahora lloro cuando se van! Pero ellos han hablado con un especialista, y tengo unas pautas para afrontar mi ansiedad, y dicen que lo estoy haciendo super bien!.

Actualmente, llevo 3 meses en mi hogar. Soy una perra querida y mimada, que está aprendiendo lo que es realmente la vida: pasear con correa, vivir en un piso, sociabilizar con perros, jugar… cosas tan simple pero que para mí son nuevas. A día de hoy, solo puedo desear que todos los perritos de las protectoras y perreras tengan la misma suerte que yo, ¡y disfruten de la vida que se merecen!

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply