Browsing Category

Historias de perros

Historias de perros

Lía

22/01/2021

Antes de que llegara Lía todo el mundo pensó que no era buena idea, que sería una locura, ya que iba a pasar mucho tiempo sola, pero llego cuando más lo necesitaba y aun no lo sabía.

Se adaptó muy bien a cada situación que la vida nos puso y la supero todas con creces, fue una época mala y aun quedaba lo peor por llegar. Gracias a ella comprendí el mundo de otra manera, me abrió los ojos y me hizo sentir un amor sin condiciones. Me salvo de muchos días malos y se lo debo todo.

Lía es dócil, buena, cariñosa, empática, amable, con todo el mundo, comparte todo lo que tiene con otros perros incluso aunque no los conozca, ¡hasta la comida!, es muy lista y aprende muy rápido. Es muy juguetona, a la vez que dormilona, le encanta la playa o el rio, donde haya agua ella es feliz, es un pescaito y nada muy bien, lo de bucear aún está por ver…jajaja.

Su primer día en casa se hizo pipi en mi cama, aunque ese día no fue gracioso, ahora lo recuerdo como una anécdota. Desde ese día dormimos abrazadas y no lo ha vuelto hacer.
Cada día con ella es un aprendizaje y una aventura, nunca se cansa de recibirme en la puerta haciéndome la mayor fiesta del mundo, moviendo su culito.

Somos un equipazo. Somos inseparables.

Historias de perros

Ares

08/01/2021

Ares es un perrito de 11 meses, nació en febrero justo antes del confinamiento en un poblado chabolista en muy malas condiciones. La camada de cachorritos fue rescatada por los que ahora lo tienen en acogida, unos humanos que luchan constantemente contra el abandono y el maltrato animal.

Todos los perritos fueron adoptados y todos felices, hasta que 6 meses después, la persona que adoptó a Ares decide deshacerse de él porque le estorbaba en su vida, y para no quedar como mala persona mintió diciendo que era un perro violento y agresivo (que obviamente era mentira). En cualquier caso, Ares volvió a las manos de los que lo rescataron y no pudieron fallarle más.

A partir de aquí su vida cambia, pasa a formar parte de esta familia como perrito en acogida buscando adopción definitiva, y Arca de Noé Sevilla nos ayuda con su difusión y sus trámites.

Y aquí viene lo bueno: Ares es un perro agradecido, feliz, cariñoso, tranquilo y noble. Es el perro más tontorrón y con menos maldad de toda la faz de la tierra. Nos demuestra cada día lo maravilloso que es, con sus ojitos agradecidos, con su desparpajo y alegría.


Ser casa de acogida es algo mágico, se crea un vínculo especial en el que un perrito no será tuyo, pero que lo está siendo en ese momento y formará parte de tu vida para siempre. Ellos te enseñan más a ti que tú a ellos, y sin pensarlo ayudas a otros perritos indirectamente y das un respiro a las protectoras.
Verles evolucionar, confiar, mejorar y disfrutar es de las mejores sensaciones de nuestra vida.

No compres, Adopta. Si no puedes adoptar, acoge. Si no puedes acoger, se voluntario. Si no puedes, comparte y difunde.

Ares, te deseamos que tengas toda la suerte del mundo y te quieran como nunca, mientras tanto disfruta de tu familia de acogida que te adora con muchas fuerzas.

Historias de perros

DOM

11/12/2020

Hace ya 8 meses, tomamos la mejor decisión de nuestra vida, adoptar a Dom.

Recuerdo prometernos mi madre y yo solo mirar, a los gatos los están esterilizando decíamos, no pensamos que íbamos a encontrar a nuestro compañero, de repente salió una pequeña bolita color vainilla con unos ojazos color miel, el cual sacaba el hiciquillo para darnos besos, y ese era, mi pequeño Dom.

Desde entonces no me he separado de él en ningún momento, duerme conmigo, salimos a hacer rutas y a jugar juntos, le roba el jamón Serrano… entre muchas cosas!

Un perro noble, valiente, educado, obediente, al cual la vida le ha dado tantos palos… y ha seguido levantándose.

Recuerdo cuando me contaron tu historia, te habían abandonado en medio de la M-30, recuerdo la ansiedad que me dio al imaginarte rodeado de todos esos coches, y dios mío lo que te podría haber pasado…

Adoro cada cosa de ti, tus besos de buenos días, tus habladurías y aullidos, tus carreras, tus juegos, estos momentos otoñales que estás teniendo de coger hojas por la calle y brincar como un loco… todo

Cada día que te veo, cada momento que paso contigo, cada noche a tu lado, cada risa contigo, tengo claro que fuiste, eres y serás, la mejor decisión de mi vida.♥️

Historias de perros

Havana

27/11/2020

Hola! Mi nombre es Havana. Hace 4 meses aparecí vagando por el monte y decidí seguir a una chica que paseaba con su perro, con la buena suerte que ella no miró para otro lado y avisó a una protectora local. Tras comprobar que no tenía chip, mi único destino era esperar a que mi dueño se preocupase por mí y viniese a buscarme. Pero nunca apareció.

La vida decidió volver a sonreírme, y puso en mi camino a mi actual familia. Mi humana ha formado parte activa de la protectora anteriormente, por lo que sigue al día los perros que allí se encuentran. Cuando decidieron aumentar la familia, vieron mi foto, y no lo dudaron. Fue un flechazo.

Aun así, fueron hasta la prote a conocer a todos los perros. Pero en el fondo, lo tenían claro, querían conocerme a mi. Bastaron 5 min en mi canil para que se enamorasen. Se sentaron conmigo en mi cama y en mis ojos les mostré que hacía tiempo que no me sentía tan querida.

Mis humanos cubrieron un cuestionario preadopción en la protectora, y el siguiente paso era comprobar que yo fuese apta con gatos (pues en mi futura casa había uno). La protectora se encargó de ello, y los humanos se pasaron todo el día pendientes del móvil para saber si me quería comer a los gato o no. Cuando vieron el video en el cual ignoraba totalmente a varios gatos, se abrazaron y casi lloran. ¡Bienvenida a la familia!

¿Queréis saber que hice mis primeros días en casa? No moverme del sofá! Creo que nunca había visto un sitio tan mullidito y cómodo como ese. He ganado tanta confianza con mis humanos y los quiero tanto, que ahora lloro cuando se van! Pero ellos han hablado con un especialista, y tengo unas pautas para afrontar mi ansiedad, y dicen que lo estoy haciendo super bien!.

Actualmente, llevo 3 meses en mi hogar. Soy una perra querida y mimada, que está aprendiendo lo que es realmente la vida: pasear con correa, vivir en un piso, sociabilizar con perros, jugar… cosas tan simple pero que para mí son nuevas. A día de hoy, solo puedo desear que todos los perritos de las protectoras y perreras tengan la misma suerte que yo, ¡y disfruten de la vida que se merecen!

Historias de perros

Boira

13/11/2020


Boira ha sido un soplo de aire fresco en nuestra casa.  Yo siempre he vivido con perro en casa, tres para ser exactos, mis pequeños Yorkshires. Joan nunca había tenido perro. Nos mudamos a vivir juntos a Lleida y mis perros ya eran mayores, por lo que decidimos que la mejor opción es que siguieran viviendo con mis padres los tres juntos y no separarlos y hacerles sufrir un cambio tan grande. Por lo que, al llegar a casa sentía que me faltaba algo, me faltaba ese movimiento de colita de: ¡por fin en casa! Y entonces llegó ELLA.  

Boira nació en una protectora junto a sus 8 hermanos, su mamá, Brienne, fue encontrada en la calle embarazada y por suerte pudo dar a luz estando bien atendida con un buen techo y comida.  La primera vez que vimos a Boira el día de la adopción supimos que era ella, había algo especial en ella. Con el tiempo nos ha demostrado que su nobleza va más allá, vive por y para nosotros.

Siempre he visto algo especial en ella por lo que me animé a formarla como perra de terapia y una vez más, me ha demostrado lo especial que es. No solo crea vínculo conmigo si no, con las personas y animales que le rodean. Es buena, cariñosa, juguetona, aventurera y sobre todo, es perra de terapia.  No sólo por el título, NO, es perra de terapia de nacimiento.

En Diciembre de 2019 perdí a mi perro, Iker, mi primer perro. El que estuvo conmigo desde los 11 años hasta los 26 años, él. Boira ha sido un gran apoyo para mí y me ha hecho llevar mejor su pérdida. Ya pueden venir pandemias, mil guardias y horas de trabajo en el hospital, problemas de todo tipo… ELLA siempre está ahí haciéndonos las cosas más llevaderas, con una sonrisa, siempre. Gracias por darlo todo sin esperar nada a cambio nuestra pequeña gran mastín.

Historias de perros

Pongo

30/10/2020

Hola a todos! Os presento a Pongo. Un bichón maltés de 7 años de edad que lo es todo para nosotros. Es un perro súper cariñoso y juguetón. Nos sigue a todas partes y se pone nervioso cuando uno de nosotros dos se va un momento.

Es nerviosillo… Pero es muy bueno. Cuando llegó a nuestras vidas tenía tan sólo 4 mesecitos. Se hacía caca y pipí a todas horas y nos costó un poco que acabara haciendo sus cositas en la calle. Pero supongo que como a todos. La verdad es que la llegada de Pongo ha supuesto para nosotros una gran dosis de energía y felicidad.

No tenemos hijos pero es como si fuera uno. Es nuestra familia y no me la imagino sin él. Es eso cierto de que hasta que no se tiene una mascota (yo nunca había tenido antes) no se sabe lo mucho que se les puede llegar a querer. Pero eso sólo lo entendemos los que tenemos animales en casa, pienso yo.

En nuestro caso procuramos llevárnoslo de viaje siempre que podemos. Solemos buscar hoteles que admitan mascotas y hasta ahora la experiencia ha sido positiva. Aunque otro día os hablaré sobre la política de hoteles para perros que eso da para otra historia.

Bueno, en otra ocasión os contaré algunas de las aventurillas que ha vivido nuestro Pongo. Por cierto, no me he presentado. Somos Abraham y Diego los ‘papis’ de Pongo. No me considero su dueño sino su papi porque un padre (o una madre) lo que hace es cuidar de sus hijos y darles lo mejor que tienen para que sean felices. Pues ese es nuestro leitmotiv con él. Un saludo a tod@s!

Historias de perros

Kiri

16/10/2020

Las aventuras de Kiri

Hace 6 años Kira encontró a su familia. Y, desde entonces, ¡no ha dejado de vivir aventuras!

Aunque sus inicios no fueron fáciles… Con tan solo 5 meses cogió Parvovirus y estuvo muy malita pero, por suerte, salió adelante.

Sin embargo, con 1 año comenzó a rascarse mucho y a hacerse heridas y resulta que (como muchos) sufre alergia ambiental, habiendo probado todas las soluciones y cuidados paleativos sin encontrar nada que funcione al 100%. ¡Pero eso no impide que viva sus aventuras!

Como veis, es una PPP (Perra Potencialmente Perfecta), y poco importa que se lleve bien con todos, pues aun es una raza muy discriminada y castigada por la sociedad.

Por suerte, cada vez se encuentra a más personas que están dispuestas a conocerla y a no-prejuzgarla por su raza, ¡y todos se enamoran de ella!

Historias de perros

Daga

02/10/2020

Daga. La primera integrante en la familia fue Daga, que llegó con solo 26 días. Parece que fue ayer cuando apareció en nuestras vidas y ya han pasado 5 años.

Daga es indescriptible, tiene un carácter muy peculiar, aunque pienso que todos los animales son únicos. Lo que más destacamos es lo cariñosa que es, siempre con la sonrisa puesta, saluda a la gente por la calle y nunca ha tenido ningún problema con perros porque ella va a su bola.

Es de alma libre totalmente. Desde pequeña está acostumbrada a estar suelta y es muy aventurera, nosotros la llamamos todoterreno.

Es incansable, pero sentimos una gran felicidad al verla disfrutar tanto de todo porque se conforma con nada y es feliz con muy poco, por eso siempre decimos que deberíamos aprender más aún si cabe de ellos.

Es amante del agua, como buena perrinutria, y de las rutas. No hemos le encontrado ningún miedo ni nada que no le guste.

En casa está siempre con sus dos hermanos gatunos Garfield & Akira (a los que conoceréis en las próximas historias) jugando o durmiendo. Somos inseparables.

Gracias a ella hemos aprendido muchísimas cosas en esta vida. Gracias a ella también hemos conocido a personas geniales en este mundo y gracias a ella nosotros somos mejores.

Historias de perros

Chivis

18/09/2020

Chivis & Sofi 

Cuando llegué a París me sentía agobiada; la gran ciudad, el ritmo, el trabajo… mi hermana insistió en que debería tener un perro, pero no estaba preparada para todas las responsabilidades…

Sin embargo, ella empezó a contactar con gente a través de Internet sin que yo lo supiera y fue entonces cuando recibí un mensaje de alguien ofreciéndome ver un perro. Fui y me enamoré inmediatamente de la cachorra. La chica de 25 años la había comprado una semana antes pero decía que no podía cuidarla. En ese momento supe que podía darle el amor y el cuidado que se merecía.

La primera noche la chica me escribió diciendo que quería la perrita de vuelta, pero yo no podía devolverla, ya había decidido que estaría conmigo. A la semana siguiente me demandó diciendo que yo estaba reteniendo ilegalmente a la perra (a pesar de que yo se la compré). Fue uno de los momentos más estresantes de mi vida, sólo el pensamiento de perderla.

Fuimos a juicio y gané, pero esos 3 meses ¡fueron aterradores! Hice todo lo posible para demostrar que ella estaría mejor conmigo, sabía que no podía renunciar a ella.

A día de hoy hemos visitado más de 12 países juntas, hacemos todo juntas y todos la conocen. Ella es mi hija.

Historias de perros

Yoshi

04/09/2020

Es curioso…

Es curioso lo que sucede cuando algo es para ti… Los perros siempre han sido prioridad en mi lista de deseos, y es cierto que desde hacía ya años sentía una atracción especial por el Teckel. Me despertaba mucha simpatía y a la vez notaba en ellos una gran personalidad. En la familia ya había alguno que me había robado el corazón, y eso también ayuda.

La cosa es que mi creencia de que ‘todo pasa por algo’ se ha reforzado aún más con la llegada de Yoshi a nuestras vidas.

Mi pareja y yo fuimos a un cumpleaños por casualidad. Al llegar, todo nuestros conocidos se habían ido, y el grupo de personas que quedaba, amigos entre sí, correspondían a otro entorno. El “no encajas, vete”, pasó por nuestras mentes varias veces. Nuestros conocidos nos incitaban a acompañarles para después reunirnos con el resto. Era tentador y lógico. Incluso la anfitriona de la noche nos animaba a seguirles, ya que los grupos se habían dividido. Pero la cumpleañera merecía nuestro compromiso, y la carta del restaurante acompañaba.

Lo que en principio apuntaba a ser una velada pasajera sin más, o casi sin sentido, se convirtió en el día que marcó un antes y un después.

Alguien en la mesa a quien por supuesto no conocíamos, nos enseñó una foto. ¡Era un Teckel miniatura! Algo similar a lo que desde hacía tiempo destacaba entre mis sueños.

Fue esa misma imagen la que me condujo hacia Yoshi. Hasta el día de hoy, como acudir a ese cumpleaños, sin duda, nuestra mejor decisión.